Juntos Podemos

Sobre la gente desencantada de Podemos

  En este artículo exponemos las principales propuestas que Unidas Podemos incluye en su programa electoral a las elecciones generales del próximo 28 de abril. Hemos realizado una recapitulación atendiendo a los aspectos más representativos de esta formación política.

Ecologismo

La formación morada lleva tiempo afianzándose como la más firme defensora del medio ambiente de entre los anteriores partidos mencionados. Es por esto que este tema es el primero en ser tratado en su programa político, que propone invertir cada año un 2,5% del PIB en su defensa. Para ello, tiene numerosas propuestas. Una de ellas, fomentar las fuentes renovables con medidas como el cierre de las centrales de carbón y nucleares antes de 2025 y poner en orden el monopolio energético. Se comprometen a garantizar que crearán dos empleos por cada uno que se pierda. Cómo será esto posible, no lo especifica. Otra propuesta consiste en que el sector público recupere la gestión del agua, para así evitar escándalos como los del caso Lezo en el canal de Isabel II o Acuamed en las cuencas mediterráneas.

Podemos propone un aumento de hasta el 25% de coches eléctricos o que funcionen con tecnologías alternativas a los combustibles fósiles. Para que esto sea posible será necesario crear una red inteligente de infraestructuras de recarga e implementar la ayuda de estos vehículos alternativos mediante planes que cubrirán entre el 15% y el 20% del precio de adquisición. Continuando con el transporte, también se pone en juego una tarjeta única de transporte, gratuita para menores de 26 años y a un precio asequible para el conjunto de la población. En cuanto a la polémica de los taxis, plantea defender a estos estableciendo un requisito de 2 horas de precontratación para las VTC.

Feminismo

El partido está a la vanguardia del feminismo de la política española. A la vista está el propio nombre de la formación, Unidas Podemos, en femenino, si bien es cierto que su líder y candidato a la presidencia, Pablo Iglesias, es un hombre. Aseguran que implementarán un Plan Estatal de Lucha contra las Violencias Machistas con una dotación anual de 600 millones de euros que garantice que los procesos de denuncia y judiciales tenga perspectiva de género, así como una prestación de garantía de vida para mujeres víctimas de violencias machistas. Quizá, algunas de sus medidas más polémicas son la de crear una asignatura de feminismos y la de instaurar la paridad en las Administraciones Públicas y en los organismos financiados con dinero público. La más aplaudida, sin duda, y de las más pragmáticas a la hora de acabar con la brecha de género, es su propuesta de garantizar permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles mediante la equiparación a 16 semanas para ambos progenitores y un aumento de 2 semanas al año hasta alcanzar 24 semanas cada uno.

La diputada regional de Podemos Isabel Serra (4d), antes de la reunión mantenida entre su partido y representantes de IU Madrid, entre ellos Mauricio Valiente (3d) y Sol Sánchez (3i), en una imagen de 2017.

Vivienda

Uno de los objetivos de Unidas Podemos es blindar el derecho a la vivienda como derecho fundamental, para ello pretenden modificar el mercado del alquiler, crear parques de viviendas sociales.

En cuanto al alquiler, pretenden impedir subidas abusivas de los precios para garantizar un alquiler estable y seguro, con el objetivo de que ninguna familia pague más del 30% de su renta en concepto de alquiler. Además, implantarán un contrato de arrendamiento indefinido, estableciendo causas de rescisión justificada.

Para la creación de un parque de alquiler público, se contará con 50.000 viviendas nuevas al año. Estas viviendas procederán de la cesión obligatoria de las viviendas vacías de los grandes tenedores de viviendas, con el objetivo de impedir la especulación con viviendas vacías. La juventud tendrá un acceso prioritario a estas viviendas.

Otras de sus medidas en cuanto a vivienda se refieren, se basan en poner un coto a los pisos turísticos, limitando el número de estos por barrio, y prohibir los desalojos sin alternativa habitacional.

File:Logo Unidos Podemos.svg

Ayudas sociales

Unidas Podemos pretende establecer unos servicios básicos garantizados: reducción de la factura de la luz e impedimento de los cortes de agua, luz y gas en residencias vulnerables durante un año. Implementarán un sistema de sanciones a compañías con contratos abusivos. También garantizarán ingresos suficientes para que nadie se quede atrás, con una prestación de una cuantía inicial garantizada por adulto de 600 euros al mes, que se incrementará en función del número de miembros del hogar hasta los 1200.

Sanidad

Pablo Iglesias y su partido aumentarán el gasto en sanidad para pasar del actual 6% del PIB hasta el 7’5% en 2023. Buscarán poner freno a la mercantilización de la sanidad, con el objetivo de luchar contra su privatización; reducir las listas de espera; incorporar el servicio de dentista gratuito para empastes, limpiezas, ortodoncias, endodoncias, prótesis y férulas; garantizar el acceso universal a la sanidad y eliminar los copagos; y cuidar al personal sanitario, poniendo fin a su precariedad y recuperando a aquellos quienes tuvieron que salir a trabajar en sistemas sanitarios fuera de España.

Además, pondrán límite a la alimentación, sobre todo en la comida basura, aumentando el IVA en productos ultraprocesados, evitar la publicidad de esta en horario infantil y prohibir el patrocinio de eventos deportivos o aptos para menores. Promulgarán una Ley Celiaca para acabar con las dificultades y sobrecostes para acceder a alimentos básicos.

Educación

La educación obligatoria será plenamente garantizada como efectiva y gratuita. Además, se ofrecerá de forma gratuita libros, material y comedor para familias en situación vulnerable. Se formulará una nueva ley de educación que deje atrás a la LOMCE para blindar la escuela pública frente a la privada. La universidad pública será gratuita y se asegurará un sistema de becas suficiente para atender a la igualdad de oportunidades, que dependerá en exclusiva de la posición económica. Además, se mejorarán las condiciones del personal docente interino, para reducir al 7% la tasa de interinidad. Se eliminarán los conciertos y subvenciones a las escuelas que practican la segregación educativa por razones de sexo, se implementará un Plan para la Prevención del Bullying y la Violencia, se implantará una educación inclusiva y se reforzará la educación física y el deporte.

Foto: El coordinador federal de IU, Alberto Garzón (i), y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante un pleno del Congreso. (EFE)

Economía

El partido dirigido por Pablo Iglesias se propone combatir la precariedad laboral a través de la regulación de los contratos temporales, a los que sólo se podría recurrir en determinadas circunstancias de urgencia como, por ejemplo, una interinidad. Otro de los objetivos de su lucha son los oligopolios que, a su juicio, enraizan en los sectores estratégicos, especialmente en el de la energía. En este sentido, la formación morada promete crear una empresa eléctrica pública que impulse el uso de fuentes energéticas renovables y reduzca la factura de la luz de los españoles, una de las más caras de toda Europa.

En cuanto al sector financiero, Unidas Podemos anuncia su voluntad de recuperar para la ciudadanía los 60000 millones de euros del rescate bancario, así como de transformar Bankia en un banco público que incentive la competencia y garantice el acceso al crédito por parte de los autónomos. Si Podemos alcanza el Gobierno, destinará un 2% del PIB a la inversión en I+D+i en su afán de convertir a España en punta de lanza de la investigación científica internacional.

Una de las grandes bazas que Pablo Iglesias empleó en sendos debates televisivos no fue otra que su apuesta por la revalorización de las pensiones al IPC, es decir, subir las pensiones conforme lo hagan los precios. Por si fuera poco, Podemos afirma que, al cierre de la legislatura, el Salario Mínimo Interprofesional rozaría los 1200 euros mensuales si gobernara. En la misma línea, la formación morada asegura que garantizará Internet como un derecho básico y gratuito, y se compromete a luchar contra los falsos autónomos y no dar tregua a lo que ellos denominan la uberización de la economía.

Regeneración democrática

Sabedores de que la corrupción parece haberse convertido en un mal endémico de este país y, como tal, constituye uno de los temas que más preocupan a los españoles, desde Unidas Podemos fomentan la creación de un Plan Nacional contra la Corrupción que vigile todas las entidades públicas y vele por su salud democrática. Del mismo modo, UP derogará los aforamientos, que no existen en países de nuestro entorno como Alemania o Reino Unido, y extenderá a cinco años después de haber concluido el servicio político la incompatibilidad de nuestros representantes, de manera que no puedan sentarse en los consejos de administración de las grandes empresas y se ponga fin así a las llamadas “puertas giratorias”. Por otro lado, con Podemos en el Gobierno los partidos no podrán recurrir a créditos bancarios para financiar sus campañas, ni los bancos ni fondos de inversión poseer los medios de comunicación que operen en España. Otra de sus medidas estrella es la reforma de la Ley Electoral, regida hasta ahora por el sistema que diseñó el jurista belga Victor D´Hont a finales del siglo XIX, para, según dicen, “atender al principio de una persona, un voto.” A esta drástica transformación del régimen democrático que reina desde la Transición se uniría la bajada de la edad mínima para participar en el sufragio hasta los dieciséis años. En Podemos entienden que alguien que ya puede acceder al mercado laboral debería tener el derecho de decidir sobre quién ha de gobernarle, pero es innegable que ambas medidas beneficiarían políticamente a la formación morada.

Impuestos

El plan de reforma fiscal de Unidas Podemos se basa en recuperar la recaudación del impuesto sobre sociedades, instaurar un impuesto a las grandes fortunas con el objetivo de recaudar el 1% del PIB, mejorar la progresividad fiscal del IRPF para que no recaiga toda la carga sobre los que más trabajan, establecer impuestos sobre las transacciones financieras y a la banca y dedicar fondos para luchar contra los grandes defraudadores fiscales.

El impuesto de sociedades será reducido en las PYMES. En las grandes empresas se eliminarán los privilegios fiscales, además de evitar el uso de paraísos fiscales para la elusión del impuesto de sociedades. Solo se permitirá en caso de que hayan tributado al menos un 15% en otro país.

Se bajará el IVA al 4% en alimentos y bebidas no alcohólicas y en los productos de higiene femenina y de alimentación animal, y al 10% en los servicios veterinarios; mientras que se aumentará en un 4% el IVA a los artículos de lujo, que se quedarán en un 25%.

Por último, es necesario destacar uno de los aspectos más polémicos en los últimos meses: el impuesto de las hipotecas. Según Unidas Podemos, las personas recuperaran todos los impuestos hipotecarios que no debieron pagar, puesto que así lo indica la primera sentencia del Tribunal Supremo.

Problema territorial

En cuanto a territorio se refiere, Unidas Podemos hace referencia a la España vaciada y a Cataluña, donde lo único que pide es una resolución democrática y apuesta por un referéndum pactado “en el que Podemos defenderá un nuevo encaje para Cataluña en España”. Para la España vaciada proponen un Plan Nacional de Desarrollo Rural, basado en el impulso de las infraestructuras regionales, el acceso prioritario a la tierra para la juventud y planes especiales de empleo en zonas que se encuentran con una baja tasa de empleo y un gran vaciamiento poblacional. Ofrecen un paquete de servicios básicos: servicio de transporte adecuado, patrulla de Guardia Civil en un máximo de 15 minutos, atención sanitaria a domicilio de calidad, un cajero automático en un radio de 20km y un reparto habitual de suministros básicos. También promoverán el Plan 8131, para que todos los pueblos estén conectados a internet.

Otras medidas

Entre las propuestas más llamativas que Unidas Podemos lleva en su programa se halla la legalización de la marihuana y el cierre de todos los Centros de Internamiento para Inmigrantes (CIEs) de nuestro país. Otras medidas reseñables de difícil clasificación son la equiparación salarial entre la Guardia Civil y la Policía, la despenalización de la eutanasia y el fin del delito de injurias a la Corona, así como la estricta regulación de las casas de apuestas, que ciertos sectores de la izquierda consideran “la heroína del siglo XXI” en los barrios más humildes.

Solidaridad con Cataluña

Estelada, bandera independentista de Cataluña (imagen referencial)

«Havoc! And let slip the dogs of war»: «¡Matanza! ¡Y suelta los perros de la guerra!». Pero todos sabían que los perros, una vez sueltos, no eran suyos: eran de otros. La escena del Julio César de Shakespeare, de donde proviene esta cita (acto tercero, escena I), es muy llamativa. Marco Antonio imagina, delante del cadáver de César, a Atis, la diosa de la venganza, llamando al pillaje. La expresión perros de la guerra viene a considerar la autorización al robo, el asesinato, la violación y el saqueo por parte de los soldados. Havoc es de origen militar, y hoy los perros de la guerra hace referencia a los mercenarios.

De Barcelona, en estos días, se dice que es otra vez la rosa de fuego de los anarquistas de aquella Semana Trágica de 1909, y la cuestión es si aquella frase que Marx rescató de Hegel para su El 18 de brumario de Luis Bonaparte se aplica aquí: «la historia se repite siempre dos veces, la primera como tragedia, la segunda como farsa».

Barcelona

Mantras aparte, el nacionalismo catalán no es ni pacífico ni belicos: esa es una cuestión que atañe al carácter individual de cada uno y al contexto, pero, sobre todo, al relato emocional que hace de carril de los actos de cada quién. El discurso enloquecido del presidente de la Generalitat ha soltado los perros de la guerra, aunque no se lo haya pedido con una orden militar. El discurso del becario de Waterloo (Flandes, siempre Flandes: no nos quitamos la humedad y el olor a sangre que allí se destila) ha soltado los perros de la guerra. El relato de los medios, del nacionalismo de la burguesía, la española y la catalana, ha soltado los perros de la guerra. El hastío y el aburrimiento de niños pijos y maleducados que creen, como el molt honorable president (el vicario y el hierofante), que el mundo es su voluntad y su representación (sin seguramente haber leído ninguno a Schopenhauer) ha soltado los perros de la guerra. La política emocional a este lado del Ebro (como en el otro) y las ansias de poder, o quizás el miedo a perderlo, no vaya a ser que alguien levante las alfombras de la Transición, ha soltado los perros de la guerra. Todos seducidos por una ensoñación (a veces los jueces muestran su lado lírico) que se trasmuta en pesadilla cada hora que pasa; ensoñación individual irreconciliable con la del otro. ¿Cuántas ensoñaciones guarda en su interior la rosa de fuego?

El Cel de Gaudi Rooftop Bar

Son los arquitectos inversos de estos días, los que deconstruyen Barcelona levantando adoquines y quemando contenedores, grupos de exaltados, radicales, incluso extranjeros; gente venida de Italia, de Holanda, del extrarradio, como puede verse, de la civilización; en definitiva, eso dicen, antisistema (lo que no es decir mucho si no se explica qué es el sistema). No nos representan. No representan al conseller de Interior; no representan a los pequeños agricultores que ponen en marcha sus tractores, no para labrar la tierra y ofrecer sus frutos a quien pasa hambre, sino para mostrar con orgullo que ellos no se avergüenzan de aquello de la Blut und Boden de Heidegger. No representan a las señoras que, Vuitton colgado del brazo, se calzan las adidas un sábado por la mañana para pedir la independencia de este capitalismo tan global como sus ropas y de la tiranía del Estado que lo garantiza. Ni a las profesionales liberales, tan estresadas y agobiadas por el mismo Estado represor. Ni a los hombres que trabajan en una multinacional y no tuvieron tiempo ni ganas de vivir un mayo español y se conforman con soñar el francés. Ni a las universitarias y universitarios que creen que hacen historia sólo por oponerse sin saber muy bien a qué y a quién hacen el juego, ni qué relato están sosteniendo realmente. No representan, por supuesto, al chulo madrileño, gomina en mano, ni al banquero, ni al jubilado que mira pasmado los programas especiales pensando si esto es sólo una farsa o si debe preocuparse de sus hijos y sus nietos, y además siente la rabia de que sus fuerzas ya no le permiten hacer algo para poner un poco de orden en las cabezas de todos y en los relatos que oye. Orden quizás no sea la palabra: bastaría con usar sentido común.

01 barcelona beach guide

Nadie lee —ni quiere leer, es verdad: es un laberinto— las resoluciones de la ONU, en especial los Pactos Internacionales de Derechos Humanos; y quien lo hace se encuentra con la idea generalizada de que el derecho de autodeterminación, pensado para la descolonización de territorios, concibe una acepción compleja que es en sí misma un problema semántico de magnitudes enormes, y es la propia definición de pueblo, que precisa nada menos que de la clara distinción de diferentes pueblos en el seno de un Estado (yo me pregunto si también seré el pueblo, como protestaba aquel personaje de Doctor Zhivago). La argumentación combinada del artículo 1 común de los Pactos Internacionales de Derechos Humanos y de la resolución 2625 (XXV) de 24 de octubre de 1970 entraña un riesgo que denuncia la desprotección efectiva de ese mismo pueblo al que se pretende emancipar. Aproximadamente el noventa por ciento de los Estados actuales son sociológicamente plurinacionales (sí, no somos tan originales como nos creemos), y advierto: sociológicamente, adverbio que entraña  una semántica perceptiva, no real (concebir otro modo no es sino biologismo nazi o darwinismo social, igual de peligroso). Por ello, la comunidad internacional considera que la aplicación de este derecho fuera de causas muy concretas (racismo, tiranías o pogromos contra parte de la población y otras barbaridades) conduciría a la inestabilidad y fragmentación continua (la teoría de la infinita divisibilidad) derivada de la propia lógica nacionalista (localista siempre), algo que además está muy estudiado en nuestra triste contemporaneidad y que se denomina tribalismo posmoderno. Por eso se acepta sólo en casos de peligro para una parte determinada de la población este derecho, tal y como confirmó el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial en 1996. La posibilidad de la libre determinación externa está en la citada resolución 2625 (XXV) de los Pactos, pero sólo cuando la autodeterminación interna sea imposible porque el pueblo sufra persecución, discriminación externa y sistemática y no haya otra solución posible. Habrá que dejar a los juristas que ellos solos desenreden este enorme ovillo provocado por la desmembración de los imperios y que ese tribalismo posmoderno victimista quiere ahora disfrutar.

Sin embargo, la rosa de fuego quizás tenga otro perfil. Quizás lo que se está jugando estos días en Barcelona no sea una cuestión de independencia, aunque, desgraciadamente, parece que nadie lo sepa o quiera saberlo. El relato, los relatos, se han vendido a los dos lados del Ebro con pasión y esfuerzo por parte de todos; pero puede haber algo más, algo viscoso y negro tras todo esto, además del juego sentimental y el amor por el terruño (como si fuera nuestro, como si lo hubiéramos elegido, como si en cada pueblo, en cada ciudad, no mandaran los mismos, no ejecutaran las mismas órdenes de desahucio, no permitieran que una viuda con menos de seiscientos euros al mes pasara frío por no poder poner la calefacción) y además del juego de tronos de las elites locales y las élites nacionales; la misma burguesía catalana y la mesetaria que representaron la Lliga y la CEDA en 1934, cubriendo sus vergüenzas económicas con las banderas. Como digo, además, puede haber otras cosas: Sorel ha llegado a Barcelona.

Miles protestaron en Barcelona este miércoles contra la detención de los funcionarios catalanes.

Seguro que todos esos niños pijos, tan universitarios y guapos, tan llenos de salud y ropa cara, tan inteligentes como sus referentes, a los que se les regalan másteres y tesis, que hablan tan bien inglés como si hablarlo fuera el paradigma de la inteligencia, pero nunca leerán a Shakespeare porque ellos y sus maestros desterraron a las humanidades al estercolero poco cool de la inanidad social y económica; seguro que esos que necesitan de adrenalina, como comentaba uno de ellos que, harto de estar en casa viendo la fiesta quería sentirla y vivirla él en persona, sin plantearse siquiera fugazmente qué van a hacer cuando el Dios en el que no creen les dé aquello que han pedido (siempre se les ha dado todo, los padres, los Reyes Magos, Papá Noel…), ni si están sirviendo a un amo que no les quiere, o que les quiere tan poco como, en el fondo, les quiere el sistema que pretenden derrocar, seguro que casi ninguno de ellos, digo, sabrá quién fue Georges Sorel.

Y el caso es que Sorel había sido un monárquico tradicionalista que procedía de la pequeña burguesía. Su pensamiento quiso evolucionar hacia el marxismo ortodoxo alrededor de 1890, pero embarró en sus emociones de origen —el conservadurismo moral— y al final se le iluminó, cual anunciación renacentista, un modo heterodoxo de ser marxista. No le interesaba el racionalismo de don Carlos, no le interesaba el materialismo histórico ni el internacionalismo: sólo le interesaba el marxismo como lexema hueco; un discurso necrorromántico que venía a prometer al proletariado la redención frente a la decadente sociedad occidental. Sorel se hizo un sindicalista revolucionario que pivotaba entre el socialismo, el comunismo y el anarquismo (como si algo tuvieran que ver), leyó desordenadamente a Bergson y malentendió a Proudhon y toda su teoría moral del socialismo (a William Morris ni se le ocurrió); pero sí que le sedujo el facilón, el romántico, el antiempático Nietzsche (cómo no). El odio a la mediocridad nietzscheano parece ser el clavo ardiendo al que se agarran los iluminados que se creen por encima del resto de los mortales (como el propio Nietzsche), aunque en algo tenían razón Nietzsche y Sorel. Sorel pudo ver la corrupción de la democracia de su tiempo; Nietzsche, que en el fondo era un poeta, lo vio más apocalíptico todo: «¡Decadencia! ¡Decadencia! ¡Nunca el mundo siguió por peor camino! Roma se ha convertido en burdel, el César de Roma se ha convertido en bestia ¡Hasta el mismo Dios se ha hecho judío!» (Así habló Zaratustra).

Cataluña tiene 7.5 millones de habitantes.

Este modelo de pensamiento soreliano coloca al pensador de Cherburgo entre el anarquismo y el fascismo (de hecho, su influencia en el ala strasserista del nacionalsocialismo alemán puede rastrearse), y su posición sobre la violencia fue implementada por diversos grupos de varia adscripción. El terrorismo para Sorel era parte de la revolución. Hoy a Sorel le lee algún marxista revisionista de la nueva izquierda, esa que es identitaria y hasta nacionalista, pero el peligro de fascismo en él es muy cierto.

Y hoy Sorel está en Barcelona. No, no se trata de independentismo. Ese pensamiento va por otro lado, y no hay culpables, porque culpables somos todos. Ahora bien, no hay nada más banal ni más absurdo que la violencia ejercida como diversión, como provocación al poder por la frustración devenida del aburrimiento. La mayoría de los jóvenes que protagonizan la violencia callejera lo hacen sumidos en la ebriedad de las emociones (y hay que disculparlos: son jóvenes) y en la doble frustración, la citada y otra que sí tiene argumentos, la de las promesas incumplidas. Promesas que han sido olvidadas por los irresponsables políticos, los que les prometieron un paraíso independiente y fraterno y los que desde Madrid les prometieron el bienestar occidental como derecho de nacimiento. Detrás de todos ellos está Sorel, y ellos, de aquí y de todos los rincones del mundo que vengan, escupen a la rosa de fuego de los anarquistas de 1909. Al final lo pagarán los verdaderos anarquistas: ya están acostumbrados; ya pagaron en 1934 los sueños infinitos de la burguesía catalana que luego recibió a Franco con los brazos abiertos por las Ramblas.

Pero no es esto solo. El mundo se enreda como los racimos de cerezas. Las protestas de los chalecos amarillos, las manifestaciones violentas de Atenas y las de tantos y tantos sitios hacen que España entre por fin en la modernidad. También la modernidad tiene un lado oscuro, y es este. El consenso buenista de la Transición se ha roto, y no se rompió con el terrorismo de ETA: se ha roto ahora porque hemos ingresado en el mundo real donde estas cosas pasan. La violencia del Euromaidán en Ucrania fue fascista, disfrazada por la geopolítica en los discursos occidentales de primavera de color, como otras muchas. La violencia de los chalecos amarillos es ambigua (más peligrosa aún, ésta, porque nadie sabe quién está detrás realmente), y es verdad: las revueltas de la banlieue parisina de hace unos años anunciaban el hartazgo, el aburrimiento de esperar que el Estado del bienestar alcanzara a todos.

El nacionalismo es un modo de recusar la modernidad agobiante del leviatán capitalista y también un modo de negociar con él (más con sus senescales: las democracias estetizadas); un modo de construir una ilusión premoderna de felicidad fraterna mil veces divisible que argumenta con emociones locales la frustración del individuo del siglo XXI. Los agricultores catalanes y sus tractores, si hablaran inglés, habrían votado a favor del Brexit, y si hubieran emigrado en el Mayflower en 1620 a mejores y más libres tierras votarían a Trump, pero viven en la vieja Europa, llena de relatos fundacionales, de mitologías medievales: aquí reclaman la sangre y la tierra.

Miles de personas protestan en Cataluña por las detenciones de los CDR

Al margen de la huida hacia adelante ante el descubrimiento de la farsa de la Transición y de la necesidad de impedir el desvelamiento por parte de la ciudadanía del latronicinio generalizado, el relato nacionalista catalán y el relato nacionalista español (además de todos los demás que ahora esperan agazapados) tienen un punto en común que no es baladí, y es el carlismo subsistente, la teologización de la política, concebida además como biologismo racial. En los relatos del nacionalismo español o del independentismo catalán intelectualista no hay sino un darwinismo desviado, componiendo lo que es un constructo intelectual histórico como gracia divina, y esto no sólo afecta a los extremos de la balanza, aunque en ellos se hace muy evidente y es fácil de ejemplificar, sino que afecta a toda la sociedad de la Península, como afecta a todo el mundo en diferentes maneras: más allá de los Pirineos, maurrasianismos posmodernos en Francia, intoxicaciones teologizadas en Polonia o en Hungría, aislacionismos temerosos del mundo que se nos avecina en Inglaterra o los Estados Unidos, identidades solidificadas religiosamente en Oriente Medio, paraísos indigenistas falsos en América Latina, todos ellos jugando a convertir en ontológico, en dogma de fe, lo que no es sino devenir histórico y estructuras, provisionales siempre, de organización de la polis. Debería ser obligatorio leer a Aristóteles, pero claro: las humanidades no son cool.

https://images.clarin.com/2019/10/15/una-barricada-en-las-calles___Wj-2r9Id_1256x620__1.jpg

Lo que duele realmente es el engaño. Tras el pacifismo identitario se esconde el mismo monstruo que en la violencia soreliana; tras la legitimidad insolente del carlismo madrileño con aires que quieren ser liberales se esconde el mismo pensamiento: es el soberano que ata fuerte los sentimientos para, en el mejor de los casos, robar la cartera a quien no sabe que va a volver a ser proletario, si alguna vez dejó de serlo, y en el peor, construir un mundo orwelliano simple, aún más desazonador y cutre que aquél con el que nos avisó Orwell, y nadie parece querer comprender que da igual la ribera del Ebro que uno habite, o el lado del que caigan los Pirineos, los Alpes, los Sudetes, los Cárpatos, los Balcanes o los Urales; que la única lucha que debe competernos es la que libre de pasar frío o hambre a la anciana, la que permita a nuestros jóvenes entender que el mundo no da nada gratis y que detrás de cada relato puede esconderse un lobo como en los cuentos, la que dignifique el trabajo y al trabajador, la que entienda la igualdad entre los sexos, la que permita una vida en libertad, pero, sobre todo, la que rescate por fin el sueño de William Morris y de muchos otros y que ha quedado olvidado en todos esos relatos: la fraternidad, porque no existe ni gen ni RH vinculado a un territorio, y porque la separación entre hermanos sólo la quieren las élites que en la debilidad del pueblo encuentran su fuerza. Luego, que cada uno se sienta de donde quiera. Total, ni siquiera seremos libres de elegir el metro cuadrado donde nos enterrarán.


José Manuel Querol (Madrid, 1963) es doctor en filología hispánica por la Universidad Autónoma de Madrid. Ha publicado diversos artículos en revistas nacionales e internacionales y monografías diversas, entre las que pueden destacarse Cruzadas y literatura: el Caballero del Cisne y la leyenda genealógica de Godofredo de Bouillon (Madrid: UAM, 2000), La mirada del Otro (Madrid: La Muralla, 2008) y La imagen de la Antigüedad en tiempos de la Revolución francesa (Gijón: Trea, 2017). Ha editado además diferentes textos medievales. Entre sus intereses destacan la teoría de la literatura y la literatura comparada. El ámbito de aplicación de sus estudios se centra fundamentalmente en la Edad Media y el Romanticismo, si bien también ha dedicado su trabajo a la literatura colonial y poscolonial, con especial interés científico en el ámbito cultural oriental islámico y las relaciones entre Oriente y Occidente.

Carne de cañón

España: objetivo en caso de guerra por sus bases de la OTAN

España tendrá un papel mucho más arriesgado después de que la base de Torrejón de Ardoz, en Madrid, se “haya integrado en el concepto de seguridad colectiva de la OTAN”, afirma en una entrevista con Sputnik Nóvosti Manuel Pardo de Donlebún, capitán de navío de la Armada en la reserva.

Imagen captada tras el accidente de un F-18 en la base área de Torrejón

Torrejón se convierte así “en un blanco de primer orden en el caso de que la presión militar contra Rusia desencadenara un conflicto abierto” alerta el miembro del Colectivo Anemoi y del Foro “Estamos en guerra”, contra la guerra imperialista y la OTAN, porque ya “se habla sin tapujos de que este sistema está orientado claramente para neutralizar la fuerza nuclear de Rusia”.

Inicialmente, el sistema antimisiles “se decía que se trataba de un sistema contra los misiles de Corea, otras veces contra Irán,… siempre dependiendo de la coyuntura”.

El militar afirma, respecto al rol de la base de Torrejón, que tiene “un papel fundamental en la vigilancia y el control del espacio aéreo español, lo que se llama la policía aérea”.

El problema está en que “este sistema de seguridad se haya integrado en el concepto de seguridad colectiva de la OTAN”, afirma el especialista.“Las amenazas aéreas a cualquiera de los países europeos del sur de la OTAN serían respondidas por las fuerzas que estuvieran en alerta, de cualquiera de los países miembros, y el control de estas operaciones aéreas se haría desde el CAOC (Centro de Operaciones Aéreas Combinadas, en sus siglas en inglés) de Torrejón”, alerta el militar a esta agencia.

La OTAN, que disponía de varios centros de este tipo en toda Europa, decidió hace un par de años reducirlos a dos (Uedem, en Alemania y Torrejón) para todo el territorio europeo.

Mantenimiento zonas verdes Base Aérea Torrejón

“De manera que la relevancia de esta base ha dado un salto cualitativo: de ser una instalación de seguridad nacional ha pasado a ser uno de los dos únicos CAOC de la OTAN en Europa”, denuncia Pardo.El militar explica que “de la misma manera que se controlan las eventuales operaciones defensivas puede hacerse con las ofensivas”.

“El CAOC dispondrá de elementos desplegables allí donde falten, de manera que su cobertura es, virtualmente, planetaria, en el caso de que la OTAN desencadenara operaciones fuera de su teatro natural de operaciones, como ha sido el la operación ISAF, en Afganistán”, afirma.

Y no solo para operaciones propias de la OTAN, “sino incluso para las que emprendieran algunos de sus países miembros por su cuenta, como fue el caso de Libia”.

Esa campaña no fue propiamente de la OTAN, sino de alguno de sus países miembros (Reino Unido, Italia o EEUU), por lo que el control de las operaciones aéreas no podría hacerse desde Torrejón, “sino desde los centros de operaciones aéreas de los países intervinientes”.Sin embargo, “es obvio que toda la infraestructura de sensores, inteligencia o comunicaciones de todos los países de la OTAN están integrados para que respondan de inmediato y el CAOC es el punto nodal en el que converge y desde el que se distribuye toda esa información”, señala el capitán.

Esto le convierte, de facto, en un elemento esencial de soporte de esas operaciones, aunque no sean propiamente de la OTAN.

La OTAN no es una alianza defensiva, sino ofensiva

“En consecuencia, España se hace cómplice de esas operaciones, aunque sin mancharse las manos”, sostiene.

Según el militar, todo este desarrollo de las capacidades de Torrejón y su nuevo papel estratégico tiene que ver con la reorientación que viene sufriendo la OTAN desde hace unos años.

“De ser una alianza supuestamente defensiva de su propio espacio vital, se ha convertido en un actor global, en especial, después de la última cumbre de Cardiff”, que sitúa a la organización militar en alerta permanente “para su intervención inmediata en cualquier parte del globo”, opina Pardo de Donlebún.

También se ha venido desarrollando la cobertura europea del “escudo antimisiles”, en el que el CAOC de Torrejón “juega un papel fundamental como nodo de información y respuesta”.

El capitán denuncia que “la imagen de España como aliado incondicional de la OTAN se refuerza enormemente, pero se oculta deliberadamente el sentido auténtico de las agresiones originadas desde los EEUU en sus aventuras imperialistas”.

They´ll know even your thoughts

  Un nuevo ”avance” tecnológico que implica la utilización de internet mediante el pensamiento.
Analizaremos los problemas que puede traer una tecnologia de este tipo tanto a nuestra privacidad como nuestra seguridad.

They´ll know even your thoughts

     Imagine a future technology that would provide instant access to the world’s knowledge and artificial intelligence, simply by thinking about a specific topic or question. Communications, education, work, and the world as we know it would be transformed.

Writing in Frontiers in Neuroscience, an international collaboration led by researchers at UC Berkeley and the US Institute for Molecular Manufacturing predicts that exponential progress in nanotechnology, nanomedicine, AI, and computation will lead this century to the development of a “Human Brain/Cloud Interface” (B/CI), that connects neurons and synapses in the brain to vast cloud-computing networks in real time.

Nanobots on the brain

The B/CI concept was initially proposed by futurist-author-inventor Ray Kurzweil, who suggested that neural nanorobots — brainchild of Robert Freitas, Jr., senior author of the research — could be used to connect the neocortex of the human brain to a “synthetic neocortex” in the cloud. Our wrinkled neocortex is the newest, smartest, ‘conscious’ part of the brain.

Freitas’ proposed neural nanorobots would provide direct, real-time monitoring and control of signals to and from brain cells.

“These devices would navigate the human vasculature, cross the blood-brain barrier, and precisely autoposition themselves among, or even within brain cells,” explains Freitas. “They would then wirelessly transmit encoded information to and from a cloud-based supercomputer network for real-time brain-state monitoring and data extraction.”

The internet of thoughts

This cortex in the cloud would allow “Matrix”-style downloading of information to the brain, the group claims.

“A human B/CI system mediated by neuralnanorobotics could empower individuals with instantaneous access to all cumulative human knowledge available in the cloud, while significantly improving human learning capacities and intelligence,” says lead author Dr. Nuno Martins.

B/CI technology might also allow us to create a future “global superbrain” that would connect networks of individual human brains and AIs to enable collective thought.

“While not yet particularly sophisticated, an experimental human ‘BrainNet’ system has already been tested, enabling thought-driven information exchange via the cloud between individual brains,” explains Martins. “It used electrical signals recorded through the skull of ‘senders’ and magnetic stimulation through the skull of ‘receivers,’ allowing for performing cooperative tasks.

“With the advance of neuralnanorobotics, we envisage the future creation of ‘superbrains’ that can harness the thoughts and thinking power of any number of humans and machines in real time. This shared cognition could revolutionize democracy, enhance empathy, and ultimately unite culturally diverse groups into a truly global society.”

When can we connect?

According to the group’s estimates, even existing supercomputers have processing speeds capable of handling the necessary volumes of neural data for B/CI — and they’re getting faster, fast.

Rather, transferring neural data to and from supercomputers in the cloud is likely to be the ultimate bottleneck in B/CI development.

“This challenge includes not only finding the bandwidth for global data transmission,” cautions Martins, “but also, how to enable data exchange with neurons via tiny devices embedded deep in the brain.”

One solution proposed by the authors is the use of ‘magnetoelectric nanoparticles’ to effectively amplify communication between neurons and the cloud.

“These nanoparticles have been used already in living mice to couple external magnetic fields to neuronal electric fields — that is, to detect and locally amplify these magnetic signals and so allow them to alter the electrical activity of neurons,” explains Martins. “This could work in reverse, too: electrical signals produced by neurons and nanorobots could be amplified via magnetoelectric nanoparticles, to allow their detection outside of the skull.”

Getting these nanoparticles — and nanorobots — safely into the brain via the circulation, would be perhaps the greatest challenge of all in B/CI.

“A detailed analysis of the biodistribution and biocompatibility of nanoparticles is required before they can be considered for human development. Nevertheless, with these and other promising technologies for B/CI developing at an ever-increasing rate, an ‘internet of thoughts’ could become a reality before the turn of the century,” Martins concludes.

 

ADIÓS A LA IGLESIA

ADIÓS A LA IGLESIA: MILES DE ARGENTINOS SE SUMAN A UNA “APOSTASÍA COLECTIVA”

Miles de argentinos iniciaron durante el fin de semana el trámite para abandonar a la Iglesia católica, especialmente disconformes con la postura que tomó en contra de la legalización del aborto durante el reciente debate parlamentario.

La iniciativa “Apostasía colectiva” dispuso centros de atención en siete ciudades, entre ellas Buenos Aires, de norte a sur del país.

Los impulsores del llamado a romper con la Iglesia católica explicaron que “para ser escuchada” por las autoridades argentinas la institución religiosa “argumenta que casi el 90 por ciento del país es católico o indirectamente apoya sus doctrinas”. “La Iglesia católica es posiblemente la institución que mayor nivel de representatividad se adjudica, y simultáneamente es la que menos claridad ofrece a la hora de demostrarla”, dijeron los promotores de la acción en un comunicado.

Durante las manifestaciones protagonizadas en las últimas semanas en Argentina con motivo del debate por la legalización del aborto las asistentes también se expresaron a favor de la separación entre la Iglesia católica y el Estado argentino. Lo hicieron luciendo pañuelos de color naranja, la prenda de identificación para la iniciativa.

La primera “Apostasía colectiva” fue organizada el pasado 8 de agosto en coincidencia con el debate del aborto legal en la Cámara de Senadores, foro legislativo que finalmente rechazó la propuesta de sancionar una ley en tal sentido. Ese día unas 2.500 presentaron su renuncia a la Iglesia católica, y una cifra al menos similar lo hizo este fin de semana, indicaron los promotores de la acción.

La Iglesia presionó a algunos políticos contra el aborto legal

Para romper con la Iglesia, las personas bautizadas tienen que enviar una carta a la institución religiosa informando su decisión. En el texto de renuncia, las personas deben incluir el año en el que fueron bautizadas, en qué sitio se celebró la ceremonia religiosa y una breve explicación de su determinación.

La Iglesia católica, pero también la evangélica, se opusieron activamente a la posibilidad de que el Congreso argentino sancionara la ley de interrupción voluntaria del embarazo. Con ese fin, organizaron manifestaciones callejeras y actos religiosos. Algunos diputados y senadores dijeron haber recibido presiones de autoridades religiosas para votar en contra del aborto legal.

La Constitución argentina garantiza la libertad religiosa pero el Estado otorga un estatus jurídico preferente a la Iglesia católica por sobre las restantes confesiones.

Iglesias vacías en Europa

Hambre

Superduque

Nada en este Sistema es para el bien común sino que todo esta hecho para beneficio de unos pocos a costa de la pobreza y explotación de los mas débiles

Mas de 100.000 familias con niños pasan hambre en España, la mitad de los pobres ya no pueden comprar medicamentos, ni seguir ningún tratamiento médico. Cinco de cada diez personas viven por debajo de los 6.000 euros al año, y 180.000 menores de edad han pasado o pasan hambre con frecuencia, lo que significa que no comen casi nada durante el día y no cenan nunca por la noche.
Dicho así, con la frialdad y crueldad que hablan los números, podríamos pensar que tales afirmaciones se refieren a países lejanos, a esos hombres mujeres y niños que habitan en lugares que parecen dejados de la mano de Dios, pero no es así. Estos son algunos datos que nos ofrece un…

Ver la entrada original 970 palabras más

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora