Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Bailarina

Carajovirus

Su sonrisa de labios finos cayó en su aliento,
Aire marchitándose sin ruido tocando y fundiendo
En ninguna parte.
Cálida y humana, ella trazó sus ojos,
Sus bocas susurrantes;
Cortado por estrechas grietas de aplausos,
Ella bailó, una delicada inocencia.
En otro tiempo,


Contratada por su madre, delineada en un vestido,
Vaciado de la belleza.
Su carne fría, empapada de saltos y piruetas,
Piernas estancadas vacías de queja;
Ella se perderá en el ritual del baile,
Sin embargo, sus movimientos se desvanecen,
Arrojados al suelo;
Su fabuloso día terminó.


Las gárgolas gárgolas en cuclillas en los asientos,
Ojos de pedernal fijos en un niño delicado,
En el odio, por venir, después,
En sus sueños.
Su amenaza envuelta en corazones sangrantes.
A nivel de usuario,
Firme en una queja; ella, pálida como la muerte,
Expulsado de un sueño, marginado como un Jesús muerto;


Su alma se drenó como el agua de…

Ver la entrada original 58 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: