Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Las tablillas de Glozel

Amalia

Emile Fradin y Morlet

Corría el día 1 de marzo del año 1924 cuando un joven campesino francés de nombre Émile Fradin araba el terreno familiar en Glozel, en el departamento francés de Allier. Parecía un día como otro cualquiera hasta que el animal que le servía como animal de tracción se hundió sin motivo aparente. Fue entonces cuando el joven de tan solo 17 años hizo el gran descubrimiento: una tablilla con lo que parecía ser algún tipo extraño de lenguaje, dos vasos de cerámica y un cráneo humano.

Quizás todo habría quedado en una simple anécdota familiar si no hubiera sido por la intervención de Antonin Morlet, de profesión médico y apasionado de la arqueología que, tras conocer la historia, ofreció dinero y la seguridad de propiedad de lo hallado a los Fradin a cambio de adquirir el derecho a excavar en el lugar. Y lo consiguió. En poco tiempo…

Ver la entrada original 509 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: