España. Un país en ruinas

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez en su reunión en el Congreso antes del debate de investidura. 

    De vez en cuando, es conveniente hacer una reflexión para conocer cuál es la auténtica realidad en la que nos encontramos, ya que nuestros políticos se dedican a manipularla constantemente. Hagamos una simple comparación entre el año 1981 y el 2016. El salario mínimo en 1981 era de 154 euros y actualmente es de 645, o sea que se ha multiplicado por algo más de cuatro. El precio de la vivienda se ha multiplicado por cinco; el precio del alquiler, por seis; la leche, por cuatro, y el pan, por siete. Si hablamos de desempleo, en 1981 estábamos en el 10%, y en el 2016, en el 20%. Después de 35 años, nuestra economía familiar y objetivos vitales, no solo no han aumentado, si no que se han visto mermados y han ido a peor.

Es un auténtico drama lo que ha pasado en este país. Nuestros políticos han tirado a la basura más de 35 años de esfuerzo de nuestros abuelos, padres y, en definitiva, el de todos. Entre otras cosas, porque sus únicos objetivos han sido mantenerse o conseguir el poder y no han puesto ningún interés en administrar adecuadamente nuestros recursos y etapas de crecimiento económico para realizar y consolidar una buena estructura, lo que nos ha llevado a flotar durante años y años en un auténtico estercolero.

¿Que hemos avanzado en otras materias? Por supuesto, faltaría más, pero es penoso que un país como España, con la cantidad de recursos que tiene, nuestra clase política no haya sido capaz de articular correctamente tanto sacrificio hecho por los ciudadanos y, actualmente, una inmensa mayoría se encuentre en una situación de subsistencia.

Para terminar, quisiera hacer referencia a nuestra clase política y decir que la mayoría están fuera de la realidad de su entorno.

https://youtu.be/wE1U2YhyyTc

Elena

Confinados en un país empieza a escasear lo mas básico

El dinero en efectivo para alimentos comienza a escasear …

 Primero fueron las mascarillas, luego los geles desinfectantes de manos y ahora el último producto que empieza a escasear en los supermercados a causa del coronavirus es el papel higiénico. No solo en España. También en otros países.

Una de las razones de la demanda de este y muchos otros productos, según apuntan expertos, se debe a que «la gente tiene miedo de perder el control ante la epidemia del coronavirus. Y el papel higiénico se siente como una forma de mantener este control, al menos, sobre la higiene y la limpieza».

¿La reina de las cenizas?

  Desabastecimiento de farmacos básicos en más de 1.700 farmacias de toda España

   Juan González Armengol

¿Hasta cuando?

Ver la entrada original

19 comentarios sobre “España. Un país en ruinas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: